FÓRMULA 1

ALONSO CONFIRMA LAS BUENAS SENSACIONES

El piloto español se estrena en el McLaren MP4-31 con 119 vueltas en una sola jornada, más que las que dio en toda la pretemporada de 2015.

Fernando Alonso, por fin, estrenó el MP4-31 con el que McLaren pretende regresar a los puestos de puntos. El piloto asturiano confirmó las primeras
sensaciones que ya dejó entrever Jenson Button el primer día: el nuevo monoplaza es notablemente más fiable que el del año pasado. El español fue uno de los siete pilotos que superó las 100 vueltas en la segunda jornada de trabajo en Montmeló.

Alonso probando el nuevo cocheAlonso comenzó la jornada con una vistosa parrilla de sensores aerodinámicos colocada en su flamante MP4-31. El objetivo era claro:
hacer ensayos aerodinámicos y comprobar que todo funcionaba a la perfección, con cero sustos. Y el objetivo se cumplió con creces: 119 vueltas al trazado barcelonés, dos más de las que dio en toda la pretemporada 2015 (acortada por el accidente que le privó de la última tanda). Las noticias no son perfectas para Alonso porque, pese a que el coche resiste mucho más que el año pasado, su rendimiento aún está lejos de lo deseado. No fueron a por una vuelta buena, y aunque se quedó a más de 3 segundos del mejor crono del día, no dejó carencias notables. Y además, no llegó a rodar con el compuesto de neumáticos más competitivo de esta temporada: el nuevo ultrablando.
Y es que este martes supuso el estreno del que será uno de los grandes atractivos de la nueva temporada de Fórmula 1. Daniel Ricciardo tuvo el honor de estrenar el nuevo Pirelli de color morado, el ultrablando, que pretende revolucionar las carreras esta temporada y darle más picante a las estrategias. El de Red Bull marcó un estratosférico 1:23.525, que fue inmediatamente superado por el hombre más rápido de la jornada: Sebastian Vettel. El alemán de Ferrari bajó hasta un 1:22.810, que no sólo es el tiempo más rápido de lo que llevamos de test, sino que también sería el mejor en este circuito en el pasado Gran Premio de España. Con este
crono, Vettel habría mejorado en casi dos segundos la pole de Rosberg en la última carrera de Fórmula 1 celebrada en Montmeló.
Los que no aflojan, ni parece que lo vayan a hacer, son los Mercedes. Nico Rosberg completó 172 giros al trazado barcelonés, con un mejor tiempo de 1:24.867 y reafirmó los temores que apuntan a una nueva dictadura de las flechas plateadas volver. Entre Rosberg y Hamilton, que este martes ejerció de conferenciante en el Mobile World Congress de Barcelona, han completado en dos días 328 vueltas, lo que traducido en kilómetros es equivalente a la distancia entre la ciudad condal y Dublín por carretera. El
Mercedes no sólo es duradero sino también es rápido: fue el único capaz de rodar de manera constante en tiempos muy bajos, en torno al 1:25, durante prácticamente todas las tandas largas que dio. Rosberg dedicó el día a hacer ensayos de carrera, pero todo apunta a que en cuanto se pongan a probar a una vuelta, también serán capaces de aplastar a sus rivales.
Muy a tener en cuenta es el rendimiento mostrado por Daniel Ricciardo. El australiano se quedó a siete décimas de Vettel, pero en sus 112 vueltas dejó claro que pueden ser una alternativa fiable de cara a pelear por los podios. De nuevo, la mala noticia del día la protagonizaron Renault (Palmer apenas dio 42 vueltas antes de romper su motor con una escandalosa humareda a final de recta) y Max Verstappen, que provocó una bandera roja por una avería en su unidad de potencia.
Más allá de estos incidentes, los test de Barcelona siguen bajo una relativa calma y la confirmación de que, tras una temporada con los motores V6 turbo, los equipos han encontrado el equilibrio perfecto para garantizar la fiabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *