Las playas secretas más bonitas de Europa

Playa de Saleccia, Córcega

Para llegar a una playa secreta normalmente hay que esforzarse un poco. A menos que tengas un yate, tendrás que cruzar a pie un desierto para llegar hasta Saleccia. Escondida entre el desolado desierto de Agriates, esta vasta nada bañada por el sol hace de Saleccia el cielo tras el infierno; una isla desierta de ensueño de 1,5 km de longitud.

Playa de Saleccia, Córcega
Playa de Saleccia, Córcega 

Traigh Eais, Barra, Escocia

El de Barra es el único aeropuerto del mundo que tiene la pista de aterrizaje en la arena (como ya te contamos en este artículo). Obviamente, solo se puede aterrizar cuando hay marea baja. La misma playa del aeropuerto ya sería un lugar fantástico donde plantar la toalla si no fuera por los aviones que llegan, pero a solo cinco minutos a pie está Traigh Eais, una joya entre las playas de lujo de las islas hébridas exteriores.

Traigh Eais, Barra, Escocia
Traigh Eais, Barra, Escocia

Cala Xarraca, Ibiza

Según dicen, hay partes de Ibiza que ni 40 años de turismo de verano en masa han conseguido destrozar. Lejos de San Antonio, la playa d’en Bossa y demás, la isla blanca esconde varias playas que figuran entre las mejores del Mediterráneo.

Cala Xarraca, Ibiza
Cala Xarraca, Ibiza

Reynisfjara, Islandia

¿Quién dice que las playas tienen que ser de arena dorada o blanca? Cerca de la localidad de Vik, al sur de Islandia, Reynisfjara es una preciosa playa negra y azul cuya arena está decorada con antiguos bloques de hielo del glaciar Vatnajokull, cosa que podría indicar que el agua debe estar un poquito fría como para darse un chapuzón.

Reynisfjara, Islandia
Reynisfjara, Islandia

Bahía de la Virgen María, Calabria, Italia

Con un nombre tan pomposo, las playas de Capo Vaticano, situado en los cordones de la bota de Italia en Calabria, tienen un rival muy fuerte. Por suerte, todas son de primer orden y ninguna supera a la bahía de la Virgen María. Pero el mayor atractivo de Capo Vaticano es que presume de ser el lugar con el clima ideal para el cultivo de la cebolla roja.

Bahía de la Virgen María, Calabria, Italia
Bahía de la Virgen María, Calabria, Italia

Skagen, Dinamarca

El cabo Skagen es la punta de uno de los cabos más grandes del mundo, una extensión de tierra de 10.000 años de antigüedad que sigue creciendo. Justo en la punta puedes pararte y poner un pie en cada mar: el mar de Skagarak y el de Kattagat, cosa que es curiosa.

Skagen, Dinamarca
Skagen, Dinamarca

Duna de Pyla, Francia

El Flanc Côté Ouest es el lado marítimo de la Dune du Pyla, una duna de tierra gigante en la costa atlántica de Aquitania, cerca de Burdeos. La playa se esconde tras un muro de arena de 108 metros de altura, así que tendrás que escalarlo y hacer la croqueta para llegar al agua. En un día caluroso ya te aviso que cuesta lo suyo, y si hay tormenta de arena ya ni te cuento. Pero los que se atrevan tendrán como recompensa este increíble trozo de tierra.

Duna de Pyla, Francia
Duna de Pyla, Francia

Melide, Galicia

La costa atlántica española no recibe tanta atención como su rival mediterránea, pero donde no hay multitudes, hay belleza. La playa de Melide es un lugar ignorado de Pontevedra vigilado por tres faros y frecuentado por muy poca gente; solo el surfista solitario que viene a cabalgar las olas en paz y tranquilidad.

Melide, Galicia
Melide, Galicia

Playa de Corralejo, Fuerteventura

¡Alto!, diréis. ¡Pero si Fuerteventura es uno de los destinos favoritos para turistas! Puede, pero pocos llegan hasta esta playa totalmente tropical y de agua turquesa de la punta norte de la isla. Hay un buen trozo andando bajo un sol infernal desde el complejo de Corralejo hasta la playa, pero desde luego vale la pena.

Playa de Corralejo, Fuerteventura
Playa de Corralejo, Fuerteventura

Dhërmi, Albania

Esto de la Riviera albanesa no acaba de sonar bien, ¿verdad? Pero este punto de la costa adriática está llamado a ser la «nueva Croacia» en lo que a destinos de playa se refiere. Así que mejor que vayas antes de que lo descubra todo el mundo. Aunque para llegar hay que conducir por una carretera cruzando un puerto de montaña estremecedor. Pero cuando llegues aún te parecerá más espectacular al meterte en el agua.

Dhërmi, Albania
Dhërmi, Albania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *