El Caminito del Rey (Málaga), spanish and english.

El Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes se encuentra en el centro de la provincia, entre los municipios de Álora, Antequera y Ardales. Constituye uno de los paisajes más espectaculares de la sierra malagueña, con paredes escarpadas y de altura considerable, entre las que discurre el río Guadalhorce después de pasar por los embalses de El Chorro, Guadalhorce, Guadalteba y Gaitanejo.
El Desfiladero de los Gaitanes es un cañón excavado por el río Guadalhorce en el término municipal de Álora, con acceso desde el norte por los embalses del Guadalhorce y desde el sur por El Chorro, que en algunos puntos sólo tiene 10 metros de anchura y que alcanza los 700 metros de profundidad.

La construcción de un canal de agua desde los embalses del norte hasta El Chorro para aprovechar aquí el desnivel en una central hidroeléctrica, llevó aparejado un camino de mantenimiento de dicho canal, conocido como Caminito del Rey porque la obra fue inaugurada por el rey Alfonso XIII. Este camino (lo que se conoce como las pasarelas), de unos 3 kilómetros de longitud, acaba de ser restaurado, y discurre entre paredes verticales y un puente en el mismo desfiladero sobre el canal de agua.
Hasta la llegada del AVE, el desfiladero era el único acceso ferroviario a Málaga capital desde el interior de Andalucía, con un largo túnel excavado en la pared este del desfiladero. En la actualidad existe otro túnel situado a un kilómetro al este, bajo la Peña Huma, para el acceso ferroviario de alta velocidad.

Caminito del Rey

Continuar leyendo “El Caminito del Rey (Málaga), spanish and english.”

Cómo funciona un radar de velocidad

Aunque estamos más que familiarizados con estas pequeñas máquinas, vamos a explicar qué es y cómo funciona un radar. Por definición, los radares son cinemómetros, es decir, instrumentos que sirven para medir la velocidad.

Cómo funciona un radar de velocidad

Si te has preguntado alguna vez cómo funciona un radar de velocidad, debes saber que, aunque también los hay láser, la mayoría de los radares de tráfico actuales basan su funcionamiento en un principio físico, conocido como efecto Doppler, ése que hace que oigamos más agudo el sonido de una ambulancia cuando se acerca que cuando se aleja, a pesar de que siempre emita el mismo ruido. Los cinemómetros envían ondas electromagnéticas que rebotan en los objetos cuya velocidad se quiere medir, y que vuelven a la antena que las emite.

En función de las diferencias de frecuencia (la separación de las ondas electromagnéticas), es posible conocer la velocidad a la que circula el objeto en el que ha rebotado esa onda, y con ello saber si ha cometido o no una infracción. Si el resultado es positivo, el mismo sistema ordena a una cámara que tome una imagen del vehículo que ha superado el límite de velocidad de la vía, que posteriormente se procesa. Como veis, para poder comprender mejor cómo funciona un radar, debemos entender el efecto Doppler, gracias al cual se producen las ondas de las que se sirven los radares.

Qué es el efecto Doppler

El efecto Doppler se utiliza en algunos tipos de radar para medir la velocidad de los objetos detectados. Un haz de radar se dispara a un blanco móvil a medida que se acerca o se aleja de la fuente de radar. Cada onda sucesiva de radar tiene que viajar más lejos para alcanzar el coche antes de ser reflejada y detectada de nuevo cerca de la fuente. Como cada onda tiene que moverse más lejos, la distancia entre cada onda aumenta, produciendo un aumento de la longitud de onda.

En algunas situaciones, el haz del radar se utiliza con el coche en movimiento y, si se acerca al vehículo observado, entonces cada onda sucesiva recorre una distancia menor, produciendo una disminución de la longitud de onda. En cualquiera de estas situaciones, los cálculos del efecto Doppler permiten determinar con precisión la velocidad del vehículo observado por el radar.

Debido a que el desplazamiento Doppler afecta a la onda incidente en el objetivo, así como a la onda reflejada de nuevo al radar, el cambio en la frecuencia observado por un radar en movimiento respecto a un objetivo también en movimiento informa de su velocidad relativa. Y, si ese radar está calibrado para que haga saltar una alarma (en forma de foto) cuando se sobrepasa una velocidad determinada… el dispositivo se convierte en un cazador de infractores con prueba gráfica incoporada.

Quién inventó el radar y cómo surgió su creación.

Quién inventó los radares de velocidad
Maurice Gatsónides posa junto a la primera cámara de control de velocidad.

El considerado casi como el peor enemigo de los conductores fue obra de Maurice Gatsonides. Él fue el creador de la primera cámara de control de velocidad (el Gatsometer). Lo que nadie sabe es que no fue creado para el uso que tiene hoy en día: su finalidad siempre fue la de medir con precisión la velocidad y posición de un objeto en movimiento y capturar ese instante.

Maurice Gatsonides era conocido como “Maus” en el mundo de la competición y fue un prolífico inventor y un gran apasionado por el automóvil. Además de tener una habilidad natural para conducir, Gatsonides siempre destacó por ser un tipo muy técnico al que le gustaba estudiar y ensayar las cosas una y otra vez. De ese modo, afinaba sus tiempos y llegó incluso a vencer en el mítico Rally de Montecarlo en la edición de 1953.

Las pistolas para medir la velocidad eran una realidad desde 1954, pero Gatsonides quería algo más que un artilugio que le dijese la velocidad de un objeto en movimiento.

Conectando una cámara fotográfica a un radar y disparándola en un punto concreto, Maurice pretendía comprobar cuál era la velocidad máxima a la que era capaz de trazar una curva para mejorar sus tiempos en competición. Al fin, tras muchas pruebas, logra que la primera cámara de velocidad funcione y la patenta, fundando en 1958 la compañía Gatsometer BV.

Parece de chiste pensar en la ironía que supone que un invento creado para poder aumentar la velocidad de paso por curva de un conductor acabase por ser un éxito de ventas precisamente para todo lo contrario. Es llamativo que uno de los hombres más adictos a la velocidad (es considerado el primer piloto profesional de la historia) haya sido también el que más ha logrado reducir la velocidad del tráfico en las carreteras de manera totalmente imprevista.

Tipos de radares de tráfico

Cómo funciona un radar
Existen radares que están pensados para detectar cuándo se salta un semáforo en rojo.

No todos los radares son iguales, ya que en los últimos años han entrado en funcionamiento nuevos tipos que utilizan otros criterios para sancionar a los conductores que incumplen alguna norma del código de circulación, como son por ejemplo los radares de tramo o los de semáforo.

Es posible agrupar los radares que se encuentran en las carreteras españolas en dos grandes categorías, que a su vez pueden dividirse en subgrupos en función de cómo funcionan.

Radares fijos

Pórtico: controlan la velocidad de los vehículos que pasan debajo de los paneles informativos o de los pórticos. Suelen ser pequeñas cajas las que dan cobijo a estas cámaras de forma similar a las de las cámaras de vigilancia.

Cabina: suelen estar colocados en el interior de una caja grande, habitualmente blanca, en los márgenes de la vía; incorporan el sistema de medición y la cámara que capta la imagen del infractor en un solo dispositivo.

Tramo: utilizan dos radares interconectados que miden la velocidad media de circulación del vehículo que pasa entre ellos.

Radares móviles

Coches camuflados: los vehículos camuflados, ya sean aparcados o en movimiento, detectan la velocidad al sobrepasarlos.  Éstos coches pasan desapercibidos generalmente, ya que no van identificados oficialmente desde fuera. Suelen ser berlinas de color negro o plateado y, en la mayoría de ellos, los cristales traseros van tintados. A veces, si nos fijamos, son reconocibles porque llevan dos antenas poco habituales en el resto de coches.

Coches de la Guardia Civil: son los coches oficiales de la Guardia Civil. Perfectamente identificables por lo tanto. Éstos también están situados en los mismos lugares que los camuflados, ya que funcionan de igual manera.

Helicóptero Pegasus: cada helicóptero cuenta con dos cámaras, una que graba al vehículo en vídeo y otra que capta la matrícula. Necesitan seguir al coche durante al menos 9 segundos para medir la velocidad correctamente.

Pistolas láser y trípodes: proyectan un rayo láser en dirección al vehículo y miden la velocidad en función del tiempo que tarda en volver ese rayo.

Los radares que todo lo ven

Recientemente se están empezando a introducir las nuevas generaciones de radares fijos en las carreteras europeas. En Francia y Alemania, por ejemplo, ya están funcionando los nuevos radares “Morpho”, que son capaces de saber si un vehículo se salta un semáforo, atraviesa una línea continua o si no respeta la distancia de seguridad. Éstos son de inminente llegada a nuestro país.

En España la DGT ha estrenado dos nuevos tipos de “súper radares” que son capaces de controlar todo tipo de infracciones. La intención es alcanzar los 300 radares instalados en nuestra red vial antes de finales de año. Estos radares son de dos tipos:

Traffic Eye: son capaces de detectar el modelo y el color del coche, si se lleva puesto el cinturón de seguridad o si el conductor está utilizando su teléfono móvil, pero también si el vehículo cuenta con multas de estacionamiento o si circula por un área restringida.

Multiradar C: este nuevo instrumento puede controlar hasta 6 carriles de una misma carretera.

Piscinas naturales en España

La tendencia es aprovechar los espacios que ha dispuesto la naturaleza para darse un buen chapuzón: esas son las piscinas naturales. Espacios estancos en los que penetra el agua del mar o brota un manantial o circula un río. Es difícil sustraerse a su encanto.

Las piscinas naturales forman un recurso único de no pocas zonas rurales. En ellas no ha intervenido la mano del hombre sino para acondicionar unas escaleras, pasarelas o un trampolín. Son las zonas de baño “de siempre”, hoy en auge, para los viajeros que buscan autenticidad. Ahí van algunas de las mejores piscinas naturales que hemos encontrado repartidas por España:

Piscina natural de Fontcalda (Tarragona)

Piscina natural de Fontcalda (Tarragona)
Piscina natural de Fontcalda (Tarragona)

La Fontcalda se ubica en la localidad de Gandesa (Tarragona). Ajustado entre montañas, junto al río Canaletes, el balneario de la Fontcalda es una sorpresa para los senderistas. La carretera que une Gandesa con Benifallet, la C-43, da el acceso por una pista forestal hasta el lugar. Cerca, el Santuario del s. XIV, y escenario imborrable de la Batalla del Ebro de la Guerra Civil, al que se le ha dedicado un museo altamente recomendable.

Continuar leyendo “Piscinas naturales en España”

Playas singulares en España

Playa singular en Menorca: Cala Macarelleta

Locales y turistas venidos de todas partes del mundo a Ciutadella de Menorca coinciden en señalar a Cala Macarelleta como la que tiene el color de agua más bonito de toda España. Prepara tus retinas para el impacto de azul turquesa que van a recibir…

Macarelleta se encuentra próxima a su prima hermana, Macarella, playa un poco más conocida y preparada para el turismo, de hecho cuenta con chiringuito. Para llegar a Macarelleta tendrás que subir un camino entre los peñascos, de unos 400 metros, y realmente vale la pena. Más pequeña pero más natural. Eso sí, evita ambas calas en julio y agosto porque su fama es mundial y se colapsan.

Menorca: Cala Macarelleta
Menorca: Cala Macarelleta

Continuar leyendo “Playas singulares en España”

Pueblos medievales en España

Pueblos medievales de España

Frías. Burgos
Pueblos medievales

Estas escapadas proponen un vistazo por la historia y el encanto de los pueblos medievales de España.
Este es un paisaje sosegado en el que se integran pedacitos de historia, de arte y de tradiciones. Piedra a piedra y paso a paso.

Continuar leyendo “Pueblos medievales en España”

Las playas secretas más bonitas de Europa

Playa de Saleccia, Córcega

Para llegar a una playa secreta normalmente hay que esforzarse un poco. A menos que tengas un yate, tendrás que cruzar a pie un desierto para llegar hasta Saleccia. Escondida entre el desolado desierto de Agriates, esta vasta nada bañada por el sol hace de Saleccia el cielo tras el infierno; una isla desierta de ensueño de 1,5 km de longitud.

Playa de Saleccia, Córcega
Playa de Saleccia, Córcega 

Continuar leyendo “Las playas secretas más bonitas de Europa”

Las Tablas de Daimiel (Ciudad Real)

El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel es un parque nacional español que protege el humedal homónimo, las Tablas de Daimiel. El Parque Nacional se encuentra situado en los términos de Daimiel y Villarrubia de los Ojos, en la provincia de Ciudad Real, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Es además ZEPA y parte de la Reserva de la Biosfera La Mancha Húmeda.

Las Tablas son uno de los últimos representantes de un ecosistema denominado tablas fluviales que se forman al desbordarse los ríos en sus tramos medios, favorecidos por fenómenos de semiendorreísmo y la escasez de pendientes. El humedal se forma en la confluencia del río Guadiana y su afluente Cigüela y es uno de los ecosistemas acuáticos más importantes de la Península Ibérica por la variedad y calidad de la fauna y flora que habitan en ella, así como por aquellas aves que la emplean en los pasos migratorios.
Las Tablas de Daimiel pueden considerarse, dentro de una clasificación hidrológica-estructural de los humedales, como un “hidrohumedal de recarga”; en teoría, con disposición plurianual de agua superficial, que recarga constantemente el acuífero infrayacente. Aunque en los tiempos actuales, a veces se asemeja más a un “higrohumedal”, de recarga temporal.
Félix Rodríguez de la Fuente y su equipo realizaron dos episodios dedicados a las Tablas (39 y 40) en su serie El Hombre y la Tierra entre 1975 y 1978.

Piscinas naturales

Son una de las mejores opciones para huir del estrés. Las piscinas naturales permiten combatir las altas temperaturas del verano y relajarse lejos del bullicio de las playas y las piscinas convencionales. Lo mejor es que se trata de lugares naturales, en los que el encanto de la naturaleza no se pierde y donde el hombre solo ha intervenido para construir elementos como puentes, escaleras o casetas que aportan más calidad aún al destino. De todas las que existen en el mundo hay algunas que destacan por ser más exclusivas que las demás por el entorno en el que están ubicadas y su preciosidad. Continuar leyendo “Piscinas naturales”

Pueblos pesqueros más bonitos de España

Pueblos pesqueros más bonitos de España

Alocars car hireLas villas marineras tienen algo especial. Sus casitas encaladas, sus calles empedradas, su gastronomía, su olor… nos trasladan mentalmente a otras épocas y nos aportan paz y tranquilidad.
5 pueblos pesqueros ideales para desconectar de todo y simplemente escuchar el sonido del mar…

Cadaqués

Cadaqués
Cadaqués, Girona

Cadaqués no es un pueblo cualquiera. Es el primer lugar en España donde sale el sol y ver el amanecer es una experiencia inigualable. Este antiguo pueblo de pescadores sigue siendo pequeño, abarcable con la mirada y fácil de recorrer. En sus callejones se respira aún ese entrañable sabor marinero que el tiempo no se quiere llevar.
Dalí eligió este pueblo pesquero de Girona como su residencia por sus blancas callejuelas, su recogida playa y sus barcos en la orilla. Déjate seducir por sus casitas azules y blancas y sus empinadas, aunque preciosas, cuestas empedradas.

Lastres

Lastres
Lastres, Asturias

Este pueblo asturiano ha vivido una explosión turística desde el año 2009, en el que se empezó a rodar la serie Doctor Mateo. Sin embargo su belleza ya fue reconocida el año 1992 cuando fue declarado Conjunto Histórico Artístico. La mejor manera de llevarte una buena foto de este pintoresco pueblo es desde el mirador de San Roque.
Lo mejor para conocerlo es callejear por sus empedradas calles y disfrutar de su agradable y peculiar ambiente. Si acabas muy cansado hay gran variedad de sitios para comer buen pescado y disfrutar de unas sidras.

Cabo de Palos

Frente a lo que se ha convertido la Manga del Mar Menor, con sus altos edificios y hoteles gigantes, reconforta visitar el pueblo de Cabo de Palos. Es como un recuerdo vivo de lo que La Manga fue hace décadas, que nos remite a una tranquilidad de otros tiempos.

Cabo de Palos
Cabo de Palos, Murcia

Tómate esta escapada a Cabo de Palos casi como un retiro espiritual y podrás disfrutar de la belleza de sus acantilados y las vistas que te ofrece su faro, uno de los más bonitos del Mediterráneo.

El Rompido

El Rompido
El Rompido, Huelva

Hasta hace unas décadas, esta zona del sur de Huelva estaba salpicada de pueblos pesqueros, de los que hoy poco queda. Todavía se notan retazos de esa tradición marinera en la zona de El Rompido más cercana al puerto, además de los restaurantes a pie de playa donde se puede disfrutar del mejor pescado y marisco de toda la provincia.
No te pierdas las aguas azules y arena casi virgen en los 12 kms de playa que forma la desembocadura del río Piedras. Pero si quieres disfrutar de un paraje de una belleza increíble no te puedes perder las espectaculares Marismas del Río Piedras.

Fornells

Fornells
Fornell, Menorca

La bahía de Fornells concentra toda la tradición marinera del norte de la isla de Menorca en sus aguas. Fornells tiene uno de los 3 únicos puertos de la isla y allí reposan infinidad de barcos y veleros a la vez que se practican varios deportes náuticos.
Si quieres disfrutar de Fornells este es el plan: piérdete por sus callejuelas estrechas, haz todas las fotos que puedas a sus blancas casitas y sus azules aguas y finaliza el día degustando una de sus famosas calderetas de langosta.